Internacionales

Al menos 13 muertos por lluvias en Centroamérica

Unas 13.000 personas resultaron gravemente afectadas por el temporal, principalmente por anegaciones de viviendas en Nicaragua.

Al menos 13 personas murieron y miles resultaron damnificadas por lluvias que cayeron durante los últimos tres días en Centroamérica, informaron el domingo organismos de socorro.

Honduras fue el país más golpeado con seis fallecidos, Nicaragua cuatro, El Salvador dos y Costa Rica uno. Guatemala reportó un joven desaparecido.

En Honduras, una madre con sus dos hijas pequeñas quedaron sepultadas la noche del sábado en un derrumbe en el oeste del país, y entre jueves y sábado murieron otros tres hombres arrastrados por crecidas de ríos.

En Nicaragua, según el estatal Sistema Nacional de Atención y Prevención de Desastres (Sinapred), cuatro personas murieron, entre ellas una mujer en Jinotega (norte), un hombre en Boaco (centro) y un pescador en puerto Morazán (oeste).

Una cuarta persona murió tras ser arrastrada por la crecida de un río en Siuna, de la Región Autónoma del Atlántico Norte, según pobladores.

Unas 13.000 personas resultaron gravemente afectadas por el temporal, principalmente por anegaciones de viviendas en Nicaragua.

En Honduras una 7.000 personas sufrieron daños en sus viviendas por las lluvias.

En El Salvador una persona falleció en la zona rural del municipio de Joateca, 164 km al noreste de San Salvador, donde un deslave de lodo y rocas destruyó varias casas, según el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

En tanto, una mujer murió al interior de su automóvil aplastada por un árbol derribado por los fuertes vientos en una carretera en el municipio de Jujutla, al suroeste de la capital salvadoreña.

En Costa Rica un hombre murió al caer un árbol sobre su casa en la península de Nicoya, noroeste.

Guatemala reportó la desaparición de un niño 11 años, quien fue arrastrado el viernes por el río Petacalapa, en la zona fronterizo con México, al suroeste.

– Recuerdos trágicos –

La estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras declaró alerta roja en los departamentos de Francisco Morazán, al que pertenece Tegucigalpa (centro sur), Choluteca y Valle (sur) donde tuvo que albergar a cerca de 3.000 damnificados.

En Tegucigalpa, Francisca Salgado (45) huyó despavorida con su esposo y tres hijos pequeños cuando la corriente del río Choluteca se vino sobre su casa y la arrastró aguas abajo, tal como le pasó hace 20 años con el huracán Mitch.

“Con el huracán Mitch pasé lo mismo”, dijo a periodistas Francisca, de 45 años, albergada en la escuela de la Colonia Betania, sur de la capital.

El Mitch es el peor desastre natural sucedido en Honduras. Azotó en la última semana de octubre de 1998 y dejó 6.000 muertos, 8.000 desaparecidos y pérdidas materiales estimadas en 5.000 millones de dólares.

Por la miseria en que vive con su familia, Francisca volvió a construir su covacha en el lecho arenoso del río Choluteca, que divide a Tegucigalpa y Comayagüela, las dos ciudades gemelas que conforman la capital hondureña, de más de un millón de habitantes.

Francisca relató que, al igual que hace 20 años, el sábado tuvo que salir huyendo de su vivienda, construida con desperdicios de tablas y laminas de zinc.

Le ayudaron sus vecinos a salir con sus tres hijos de 3, 7 y 8 años y su esposo, José Rolando Triminio, de 63 años. La corriente se llevó la casa con lo poco que tenía.

Al igual que otras 213 familias, fueron albergados en cuatro aulas de la escuela Juan Guifarro López de la Betania y un jardín de niños contiguo, todos acomodados en colchonetas en el suelo. Algunos tenían los utensilios de cocina que lograron rescatar.

El jefe de Copeco, Lisandro Rosales, informó que 7.013 personas resultaron afectadas por las lluvias, de las cuales 3.069 debieron ser evacuadas y 2.746, albergadas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario