Fútbol

Julen Lopetegui dejó de ser el entrenador del Real Madrid

El español arribó en medio de un escándalo tras abandonar a la selección de España a días del Mundial de Rusia y al frente del conjunto blanco estuvo apenas 14 partidos, perdió una final y fue goleado por el Barcelona.

Breve, escandaloso y final. El ciclo de Julen Lopetegui al frente del Real Madrid llegó a su fin este domingo tras una reunión que mantuvo con el presidente de la institución Florentino Pérez. El entrenador estuvo apenas 14 partidos en su cargo, suficientes para alcanzar una marca negativa histórica para el club, para perder una final ante el Atlético Madrid y para ser aplastado 5-1 por el Barcelona.

“La Junta Directiva entiende que existe una gran desproporción entre la calidad de la plantilla del Real Madrid, que cuenta con 8 jugadores nominados al próximo Balón de Oro, algo sin precedentes en la historia del club, y los resultados obtenidos hasta la fecha”, explicó el club en un comunicado este lunes.

Además, la dirigencia confirmó que el argentino Santiago Solari lo sustituirá de manera “provisional” y comenzará a trabajar con el equipo este martes de cara al duelo por Copa del Rey del próximo miércoles.

Solari reemplazará al español
El director técnico asumió en junio de 2018 luego de que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) lo destituyera de su cargo al frente de la selección de su país por haber acordado su llegada al conjunto blanco en la previa del Mundial de Rusia. Ese episodio dejó una mancha en su currículum difícil de limpiar.

Su arribo al Real Madrid tampoco fue sencillo. El elenco blanco venía de conquistar tres Champions League de manera consecutiva con Zinedine Zidane como entrenador y había dejado ir a la Juventus a Cristiano Ronaldo, máximo goleador de la historia del club.

Lopetegui llegó para suceder a Zinedine Zidane

En cuanto a refuerzos, lo más destacado fueron las llegadas del arquero Thibaut Courtois, viejo anhelo de la dirigencia, y el delantero dominicano Mariano Díaz. Pero sus llegadas no contribuyeron a mejorar al equipo.

En 14 partidos oficiales, que no incluyen los cuatro de pretemporada, el Real Madrid perdió seis, ganó seis y empató los dos restantes. Pero la caída más dolorosa fue la primera, ante el Atlético Madrid en la final de la Supercopa de Europa.

En ese encuentro, el campeón de la Champions ganaba 2 a 1 y restaban apenas 10 minutos, pero el equipo comandado por Diego Simeone alcanzó el empate y se llevó el triunfo en el alargue.

En junio fue presentado tras dejar la selección española

Las otras derrotas fueron ante el CSKA Moscú (0-1), por la segunda jornada del Grupo G de la Liga de Campeones, y los restantes por La Liga, frente a Sevilla (0-3), Alavés (0-1), Levante(1-2) y 1-5 ante el Barcelona en el clásico.

Como si todo esto fuera poco, el Real Madrid alcanzó una marca histórica al estar 465 minutos sin marcar un gol, algo que jamás había ocurrido y que es de difícil comprensión para un plantel que cuenta como figuras como Karim Benzema, Gareth Bale y Luka Modric, elegido mejor jugador del mundo por la FIFA.

Pero el episodio que acabó con la breve estadía del entrenador en la Casa Blanca fue la aplastante derrota por 5 a 1 en el clásico ante el Barcelona, equipo que no contó con su principal figura, Lionel Messi. Tras la caída, el ex director técnico de la selección española, aseguró que él tenía fuerzas para seguir, sin embargo sus intenciones no fueron suficientes.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario