Triángulo Norte

Trump amenaza reducirá ayuda a Triángulo Norte de América Central y llama a emergencia nacional

El presidente, quien ha hecho de la inmigración una parte central de su programa, ya había amenazado con detener la ayuda a la región y hasta cerrar la frontera de Estados Unidos con México.

El presidente Donald Trump prometió el lunes comenzar a recortar fondos a tres naciones centroamericanas y calificó a una caravana de migrantes con destino a Estados Unidos como una emergencia nacional, mientras buscaba aumentar las posibilidades de su partido en las elecciones legislativas de noviembre.

En una serie de mensajes publicados en Twitter, Trump no dio más detalles sobre las medidas que tomará su gobierno. Representantes de la Casa Blanca, la Patrulla Fronteriza y el Pentágono no respondieron de inmediato a una petición de comentario.

“Guatemala, Honduras y El Salvador no fueron capaces de hacer el trabajo de impedir que la gente deje su país y entre de manera ilegal a Estados Unidos. Ahora empezaremos a cortar, o reducir sustancialmente, la masiva ayuda exterior que les damos de forma rutinaria”, escribió Trump.

“Tristemente, parece que la Policía y el Ejército de México son incapaces de detener la Caravana que se dirige a la Frontera Sur de Estados Unidos”, aseguró también Trump. “He alertado a la Patrulla Fronteriza y al Ejército de que esto es una Emergencia Nacional”, agregó.

Los republicanos y Trump han tratado a la caravana como un asunto de campaña antes de las elecciones legislativas del 6 de noviembre, que determinarán si el partido puede mantener su control del Senado y la Cámara de Representantes.

El presidente, quien ha hecho de la inmigración una parte central de su programa, ya había amenazado con detener la ayuda a la región y hasta cerrar la frontera de Estados Unidos con México con la ayuda del Ejército si no se detiene la marcha de los migrantes.

En 2016, Estados Unidos otorgó unos 131.2 millones en dólares a Guatemala, 98.3 millones a Honduras y 67.9 millones a El Salvador, según datos oficiales. Para el próximo año, se proyectó que esas sumas caerían a 69.4 millones para Guatemala, 65.8 millones para Honduras y 45.7 millones en el caso de El Salvador.

Combinados, los recortes equivalen a una reducción de casi el 40 por ciento para las tres naciones. Trump no fue específico el lunes sobre de cuánto más quería cortar la ayuda.

MILES DE MIGRANTES

La caravana se estaba moviendo el lunes nuevamente hacia el norte cuando miles de migrantes salían de Tapachula, una ciudad del sur de México, cerca de la frontera con Guatemala, con destino a Huixtla, también en el estado Chiapas.

Algunos se protegían del ardiente sol del mediodía con paraguas, otros con trozos de cartón en los que habían dormido la noche anterior. Mientras iban caminando por una carretera, los conductores mexicanos tocaban sus bocinas en solidaridad.

Argelia Ramírez, una portavoz de la caravana, estimó que unas 10,000 personas marchaban y agregó que unas 6,000 de ellas buscarían permanecer en México. El portavoz adjunto de Naciones Unidas, Farhan Haq, estimó la cifra en más 7,000 personas.

“Donald Trump puede decir lo que quiera, al final y al cabo él sabe que no es el rey del mundo (…) Estamos luchando por una causa y yo creo que Dios le va a terminar tocando el corazón a los pueblos de Estados Unidos”, dijo mientras caminaba entre las miles de personas. “Vamos a hacer la lucha hasta que nos dejen entrar a todos”, agregó.

La caravana todavía estaba muy lejos, a más de 1,800 kilómetros de la frontera de Estados Unidos. Podría perder fuerza si los migrantes se registran ante las autoridades mexicanas presentando solicitudes de asilo, lo cual podría demorar semanas.

Haq dijo que un “equipo de emergencia” de personal que representa a la agencia de refugiados de Naciones Unidas fue enviado al sur de México.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario