Historia

Judíos de todo el mundo celebran el año nuevo 5779

“Se trata de la celebración de la creación, nada menos, y todo el simbolismo de la fiesta se encuentra en la cena de esta noche, con los alimentos que representan los buenos deseos, dulzor, fertilidad y fuerza”

Los judíos de Israel y del resto del mundo celebran hoy, con la puesta del sol, el nuevo año 5779, al que reciben con miel, granadas y manzanas, para que sea dulce y fructífero.

“A mi me encanta esta fecha porque realmente siento que es el comienzo de algo nuevo y no la relaciono con la religión. En estos días se dan las primeras lluvias, empieza el ‘cole’, se abre el año impositivo…”, declaró Amanda, una contable de Tel Aviv

“Se trata de la celebración de la creación, nada menos, y todo el simbolismo de la fiesta se encuentra en la cena de esta noche, con los alimentos que representan los buenos deseos, dulzor, fertilidad y fuerza”, dijo David Lifshitz, estudiante de judaísmo que considera el Rosh Hashaná (cabeza de año, en hebreo) una fecha “importantísima” para esta religión.

En los albores del nuevo año, además de las cenas en familia y los dulces, es también tradición que las instituciones israelíes publiquen sus cifras y estadísticas de cómo fue el que concluye.

Conforme a estos datos, el nombre más popular de recién nacido en Israel sigue siendo, por cuarto año consecutivo, Mohamad, según la Autoridad de Población e Inmigración, en un período en el que nacieron 168,441 bebés y murieron 41.165 personas, según el Instituto Nacional de Estadísticas, proporción que para los analistas dibuja un panorama positivo.

Además, llegaron al país 24,496 inmigrantes, a lo largo del año 61,181 israelíes se casaron y 24,868 se divorciaron.

En otra estadística sobre los judíos israelíes, el periódico “Haaretz” concluye que la mayoría, un 54%, cree en dios y un 21% acepta la existencia de un poder superior sin definir que no es dios.

De hecho, entre los países democráticos occidentales, el único competidor de Israel en esta materia es Estados Unidos, donde, según un sondeo reciente de Pew, el 56% de la población cree en un dios bíblico.

“Da miedito que estemos tan cerca de Estados Unidos en esto”, compartió Boaz, un traductor y escritor jerosolimitano, aunque ello no le sorprende.

“Se ve muy claramente en nuestra política exterior y la de ellos, y los cristianos evangélicos americanos (estadounidenses) que dan todo su apoyo a las políticas de los colonos”, agregó.

Los jóvenes israelíes, según la encuesta de “Haaretz“, son más religiosos que sus mayores y algo más de la mayoría de la población cree en su derecho a la Tierra de Israel por derecho divino.

Sin embargo, el 60% de judíos israelíes no celebra el Shabat (día sagrado que comienza el viernes al atardecer) y el 50% no respeta las leyes alimenticias judías.

Precisamente por la diversidad de pareceres en la comunidad judía, nacional e internacional, el presidente israelí, Reuvén Rivlin, dedicó su mensaje de fin de año de hoy a la unidad y pidió a los judíos “reflexionar” sobre lo que les une.

“Los lazos que nos mantienen juntos se extienden por todo el mundo de hoy y de manera profunda en nuestra historia común. Sé que hay veces en las que algunos ven más claramente lo que nos divide que lo que nos une”, señaló el presidente en su mensaje televisado.

Con información de EFE

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *