Economía

México y EEUU logran acuerdo en marco de TLCAN y esto pone presión a Canadá

México y Estados Unidos llegaron el lunes a un acuerdo bilateral como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y llamaron a Canadá a aceptar los nuevos términos sobre el comercio de autos y otros asuntos para mantener el pacto trilateral.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el saliente mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, dijeron que las conversaciones con Canadá comenzarían de inmediato, aunque Trump amenazó con aplicar aranceles a los automóviles fabricados en Canadá si no se alcanzaba un acuerdo entre las tres partes.

La delegación mexicana se quedará en Washington a la espera de reiniciar la negociación trilateral con la representación canadiense, encabezada por la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, quien llegará el martes.

“Creo que con Canadá, francamente, lo más fácil que podemos hacer es aplicar un arancel a la entrada de sus automóviles. Es una cantidad tremenda de dinero y es una negociación muy simple. Podría terminar en un día y recibimos mucho dinero al día siguiente”, dijo Trump.

Las negociaciones entre los tres socios comerciales se han prolongado por poco más de un año y las reiteradas amenazas de Trump de abandonar el acuerdo, implementado en 1994, han sacudido a los mercados financieros y presionado al peso mexicano y al dólar canadiense.

Pero con las noticias positivas que llegaron el lunes desde Washington, el peso y la bolsa mexicanos se fortalecieron. Al cierre del mercado, el peso se apreció casi un uno por ciento, mientras que el mercado bursátil avanzó un 1.58 por ciento.

¿PACTO TRILATERAL?

En las últimas semanas, negociadores de México y Estados Unidos celebraron varias rondas de diálogos para resolver las diferencias en torno a la renegociación del TLCAN. Sin embargo, los desacuerdos sobre el capítulo energético, el contenido regional en autos y una cláusula de terminación anticipada trabaron las conversaciones.

Trump impulsó la renovación del TLCAN hace más de un año, quejándose de que el pacto ha beneficiado a México en detrimento de los trabajadores y el sector manufacturero de Estados Unidos.

Trump aseguró que pronto hablaría con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y un alto funcionario de comercio de Estados Unidos dijo que hay esperanzas de que se alcance un acuerdo final de las tres naciones tan pronto como el viernes.

Pero el portavoz de Freeland dijo que su país sólo firmará un nuevo acuerdo que sea bueno para Canadá.

Y, a pesar de que México insistió el lunes en que la esencia del TLCAN es trilateral, su canciller, Luis Videgaray, aseguró que el pacto alcanzado con Estados Unidos se mantendrá aunque Canadá no logre un acuerdo con su vecino del sur.

“Si los gobiernos de Canadá y Estados Unidos no llegaran a un acuerdo, hoy lo que ya sabemos los mexicanos es que en cualquiera de esos escenarios habrá un tratado de libre comercio entre México y Estados Unidos”, dijo Videgaray en Washington.

“La incertidumbre deja de ser si habrá o no tratado de libre comercio, ahora la incertidumbre es si será trilateral, como queremos que sea”, agregó.

Trudeau habló con Peña Nieto el domingo y compartió su compromiso de alcanzar una conclusión exitosa del TLCAN “para todas las partes”, según la oficina del primer ministro. Peña dijo que había instado a Canadá a regresar a las conversaciones para lograr un acuerdo trilateral “esta semana”.

El comercio en Norteamérica sobrepasa los 1,000 billones de dólares anuales.

INDUSTRIA AUTOMOTRIZ, OPTIMISTA

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo que la cláusula de terminación anticipada (sunset), uno de los puntos más ríspidos de la negociación, cambió a un proceso de revisión cada seis años que no llevará a que el pacto expire, como había propuesto inicialmente su país.

El funcionario explicó que el TLCAN tendrá una vigencia de 16 años, que se extenderá por otros 16 tras completar el proceso de revisión cada seis años.

Además, su oficina dijo que México accedió a eliminar el capítulo 19 de resolución de disputas en el TLCAN, que permite que cualquiera de los tres integrantes pueda pedir paneles binacionales independientes cuando crea que es víctima de decisiones comerciales desleales por parte de otro miembro.

Durante las negociaciones, Canadá ha insistido en no suprimir el capítulo 19.

Matt Blunt, presidente del American Automotive Policy Council, que representa a General Motors, Ford y Fiat Chrysler, dijo que el grupo era optimista sobre el nuevo acuerdo, aunque todavía estaba revisando los detalles.

El pacto entre México y Estados Unidos requeriría que el 75 por ciento del contenido automotriz se fabrique en Norteamérica, por encima del nivel actual del 62.5 por ciento.

El acuerdo también exigiría que entre el 40 y 45 por ciento del contenido de un automóvil sea hecho por trabajadores que ganan al menos 16 dólares por hora.

“Ahora estamos invitando también a los canadienses y esperamos que podamos llegar a una conclusión justa y exitosa con ellos también”, dijo un funcionario de alto nivel de Estados Unidos a Reuters. “Todavía hay problemas con Canadá, pero creo que podrían resolverse muy rápidamente”.

El negociador designado del próximo gobierno mexicano, Jesús Seade, dijo que el acuerdo alcanzado en el tema de autos era “balanceado” y “satisfactorio para la industria”.

Se espera que Trump envíe un aviso formal al Congreso antes de fin de semana sobre sus intenciones de firmar un nuevo acuerdo comercial dentro de 90 días, lo que le daría tiempo a Peña Nieto para firmarlo antes de dejar el cargo el 1 de diciembre, dijo un funcionario comercial de Estados Unidos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario