Salud

Científicos alertan que la mayoría de las personas no aplica correctamente el protector solar

Desde que fueron inventados hace unos 60 años, los bloqueadores solares han estado expuestos a gran escrutinio. ¿Son eficaces? ¿Cuál es la dosis exacta para que nos protejan del sol? ¿Cuánto y cómo se deben aplicar?

Pues resulta que el cómo es uno de los factores decisivos en la eficacia del producto.

Por primera vez, investigadores de King’s College de Londres han revelado que cuando se aplica una fina capa de protector solar sobre la piel se recibe solo el 40 por ciento del factor de protección (SPF) esperado del producto, exponiendo nuestra epidermis al riesgo del cáncer.

“Las personas suelen obtener mucha menos protección de lo que piensan”, dijo a The Guardian el autor del estudio, Antony Young, profesor de fotobiología experimental en King’s College London.

Esto es particularmente preocupante si se tiene en cuenta que la mayoría de los cánceres de piel son causados ​​por la radiación ultravioleta (UV).

“Por ejemplo, si [el producto] tiene SPF 20 y se aplica una capa con un espesor inferior de 0,75 miligramos por centímetro cuadrado, su nivel de protección podría ser tan bajo como SPF 4”. Un mejor espesor es de alrededor de 2 miligramos de protector solar por centímetro cuadrado, más del doble de la cantidad que la mayoría de la gente usa.

Un protector solar con SPF 50 teóricamente debería proteger a alguien del 98 por ciento de la radiación ultravioleta. Pero si no se aplica una cantidad suficiente, el nuevo estudio sugiere que los usuarios obtendrán menos de la mitad de los beneficios de protección solar que promete el producto.

Si bien la elección de un protector solar con SPF alto puede parecer exagerado, en realidad, es probablemente la mejor opción. “Esta investigación demuestra por qué es tan importante elegir un SPF de 30 o más”, señaló Nina Goad, de la Asociación Británica de Dermatólogos.

El estudio involucró a 16 voluntarios con tipos de piel clara que son particularmente sensibles al sol y mostró que el daño se redujo ligeramente cuando se aplicó protector solar a un grosor de 0,75 mg por centímetro cuadrado.

Quienes sufrieron menos daño se aplicaron 2 mg por centímetro cuadrado, incluso en el grupo que estuvo expuesto a más rayos solares.

Los resultados muestran además que cinco días de exposición a una dosis alta de radiación ultravioleta con protector solar es significativamente menos perjudicial que un solo día de baja exposición sin protección.

“Lo que muestra esta investigación es que la forma en que se aplica el protector solar juega un papel importante para determinar qué tan efectivo es”, indicó.

Los autores del estudio advierten que el protector solar por sí solo es a menudo insuficiente, y sugieren que se refuerce con un sombrero o se busque sombra siempre que sea posible.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario