Internacionales

Un profesor de biología fue acusado de crueldad animal por alimentar a una tortuga con un cachorro moribundo

Los estudiantes observaron cómo el cachorro enfermo fue devorado vivo por una tortuga mordedora en una aula de un centro de Idaho a principios de marzo, según alegaron los fiscales estatales en una audiencia.

Robert Crosland, profesor de biología en Preston Junior High School, ha sido acusado de un delito menor por crueldad animal, de acuerdo a un reporte de The Associated Press.

Preston, situado al sureste del estado, fue el escenario de la película de culto independiente Napoleon Dynamite (2004). Pero el incidente atrajo nueva atención a la pequeña ciudad de poco más de 5.000 habitantes. Las llamadas y las vagas amenazas hicieron que las autoridades tomaran cartas en el asunto y reforzaran la presencia policial en las escuelas del distrito.

Las acusaciones surgieron después de que varios padres se presentaran en la corte.

(Captura Fox 13)

Una madre de dos niños dijo al Preston Citizen que el cachorro tenía una enfermedad terminal y que su dueño, que estaba afligido, se lo dio a Crosland. Ella dijo que el profesor alimentó a la tortuga con el cachorro moribundo en una demostración gráfica del círculo de la vida de sus estudiantes.

El superintendente del Distrito Escolar de Preston 201, Marc Gee, calificó el incidente como una “circunstancia lamentable”, pero dijo que ocurrió después del horario escolar, no durante una hora lectiva, según difundió KTVB.

Si bien el incidente desató la indignación mundial, algunos padres expresaron su frustración por esta decisión y defendieron a Crosland.

Farahlyn Hansen, la madre de los dos niños, dijo al Preston Citizen que sus hijos estaban mucho más molestos por la indignación del personal de la escuela hacia el maestro.

“No estoy molesta. Creo que Robert hizo algo humano, antes que dejarlo (el cachorro) morir”, comentó Hansen al periódico.

El incidente desencadenó una investigación y las autoridades estatales de vida silvestre decomisaron y sacrificaron a la tortuga después de determinar que no era una especie nativa.

El caso fue entregado al fiscal general de Iowa después de que el fiscal del condado de Frankil, Vic Pearson, alegara un conflicto de intereses, según el cable de noticias.

Crosland y la oficina del fiscal general no respondieron a la solicitud de comentarios. La escuela tampoco.

Si es declarado culpable, el maestro se enfrentaría hasta seis meses en la cárcel y una multa de USD 5.000.

El incidente ocurrió antes de que se produjera otra controvertida muerte en el aula de vida silvestre. Una profesora de Florida fue acusado de ahogar a dos mapaches y una zarigüeya mientras los estudiantes de secundaria lo observaban. Se llegó a la conclusión de que, probablemente, también fue culpable de las muertes de los pollos que tenían en la clase.

Pero las autoridades se negaron a presentar cargos después de determinar que no había intención de torturar o dañar a los mapaches, que se consideran animales molestos.

Para entonces, la maestra Dewie Brewton III se había retirado anticipadamente en medio de un intenso juicio público.

 

Con información de The Washington Post

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario