Internacionales

Capturan en San Salvador médico fugitivo acusado de asalto sexual en Texas

El médico Jaime Sandoval, de 64 años, fue detenido en El Salvador por agentes federales de élite del Grupo de Trabajo de Búsqueda de Fugitivos Violentos de la Costa del Golfo de la oficina del U.S. Marshals en Houston. Sandoval estuvo fugitivo por casi un mes al quebrantar sus condiciones de libertad condicional por un juicio que se le sigue en la ciudad de Corpus Christi, Texas, como presunto responsable de tres casos de asalto sexual.

Sandoval, nacido en Perú pero de nacionalidad estadounidense, es médico general de profesión con más de 20 años de experiencia y las acusaciones que pesan en su contra en las cortes criminales del condado de Nueces, en donde se encuentra Corpus Christi, explican que se valió de su práctica médica para aprovecharse sexualmente de por lo menos cinco de sus pacientes.

El miércoles 19 de julio de 2017, la División de Delitos Sexuales del Departamento de Policía de Corpus Christi (CCPD, por sus siglas en inglés) detuvo a Sandoval por su presunta responsabilidad en el asalto sexual de cinco mujeres que fueron a tratarse en su consultorio por diversas dolencias. El jueves 20 de agosto salió libre de la cárcel del condado de Nueces luego pagar una fianza de 20,000 dólares.

La gravedad de las acusaciones en contra Jaime David Sandoval, su nombre completo, son a tal grado que la Comisión Médica de Texas (TMB, por sus siglas en inglés) emitió una resolución el propio 20 de julio de 2017, de la cual MundoHispánico tiene una copia, en la que establece que una junta de ética del consejo médico de la comisión suspendió de forma indefinida la licencia para la práctica médica del acusado.

“Aproximadamente, desde el 12 de febrero de 2009 y hasta el 27 de abril de 2017 el doctor Sandoval participó en un patrón de conducta inapropiado con cinco pacientes femeninos en los cuales violó los límites sexuales a través de toqueteos, acciones y comentarios ofensivos de naturaleza sexual”, detalla el documento en el que se explica por qué se suspendió la licencia de Sandoval y la cual estaba activa desde 1997 cuando presentó su examen para ejercer como médico familiar con consulta privada.

Luego de salir bajo fianza, el propio Sandoval se presentó en agosto de 2017 en las oficinas de la TMB en Austin y entregó personalmente todos los documentos que lo acreditaban como médico en Texas.

Desde entonces se le seguía el juicio de forma normal con la jueza Missy Medary, de la Corte Criminal 347 de Distrito en el condado de Nueces. En los documentos legales del caso se detalla que aunque son cinco las pacientes de las que presuntamente abusó, solo son tres las acusaciones que pesan en su contra.

En las condiciones que tenía Sandoval para disfrutar de la libertad bajo fianza, la jueza Medary estableció que debía portar un monitor en el tobillo con localizador satelital para que las autoridades lo ubicaran en todo momento. Solo podía salir de su casa para trabajar, ir al doctor o a la corte. Tampoco tenía derecho a manejar.

La orden de arresto detalla que Sandoval debía de presentarse en corte el miércoles 2 de mayo para una audiencia de rutina, sin embargo no se presentó.

Sin embargo, el 3 de mayo de 2018 la Oficina del Alguacil del condado de Nueces emitió una orden de arresto en contra de Sandoval porque logró zafarse el monitor electrónico del tobillo y dejó la ciudad de Corpus Christi, de acuerdo al documento legal que lo declaró como fugitivo. Desde entonces, era buscado por las autoridades.

El miércoles 16 de mayo los agentes federales del U.S. Marhsals en Houston recibieron una pista que les indicaba que el doctor Sandoval estaba escondido en San Salvador, la capital de El Salvador.

“La clave de este caso fue el trabajo en equipo” aseguró Norm Merkel el Supervisor del Sureste de Texas de los U.S. Marshals en Houston en un correo electrónico sobre cómo lograron la captura de Sandoval y detalló que gracias a agentes federales trabajando en equipo con los agentes de El Salvador lograron la detención del fugitivo e incluso con la colaboración del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) y detalló que “socios locales, federales e internacionales trabajamos juntos e hicimos el trabajo”.

En la noche de jueves 31 de mayo, Sandoval fue detenido en Houston por agentes del HPD oficialmente luego de ser traído por los investigadores federales desde El Salvador y llevado a la cárcel de la corporación en donde hasta el momento de escribir esta historia se encuentra todavía recluido a la espera de ser trasladado a Corpus Christi, para que enfrente su proceso legal.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *