Reportajes

¿Es verdad que en El Salvador hay mujeres injustamente en cárcel por abortar?

El aborto en El Salvador está completamente prohibido, y la Constitución vigente en el país reconoce “como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”.

ACI Prensa-. El intento de legalizar el aborto en El Salvador ha tenido entre sus argumentos que muchas mujeres han sido encarceladas injustamente, por abortos involuntarios. ¿Qué hay de cierto en esto?

Julia Regina de Cardenal, presidenta de la Fundación Sí a la Vida con sede en El Salvador, desmintió tajantemente esta versión, que, dijo, es promovida por agencias extranjeras.

“En estos momentos hay una campaña internacional falsa repetida por la BBC, The New York Times, CNN, Amnistía Internacional, en contra de nuestro país, que dice que nosotros encarcelamos a mujeres por abortos espontáneos o por condiciones obstétricas”, dijo a ACI Prensa.

“Estas mujeres fueron condenadas por haber sido encontradas culpables por homicidio agravado en contra de sus recién nacidos”, añadió.

En ese sentido, aseguró que “no hay ninguna mujer presa por abortar”.

Uno de los casos manipulados por quienes buscan legalizar el aborto es el de Evelyn Beatriz Hernández Cruz, de 19 años.

En octubre de 2017, la justicia del país confirmó la sentencia de 30 años a Hernández Cruz por “homicidio agravado” contra su hijo recién nacido. El bebé, recordó la Fiscalía, “fue encontrado muerto en el fondo de una fosa séptica de su casa, después de 12 a 24 horas de haber nacido vivo”.

El aborto en El Salvador está completamente prohibido, y la Constitución vigente en el país reconoce “como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”.

“Por ellos somos acosados y atacados por toda la agenda proaborto internacional”, lamentó Regina de Cardenal.
Meses atrás, en su sitio web, Amnistía Internacional responsabilizó a la “injusta ley anti-aborto” por la condena de Hernández Cruz, y dijo que este caso “es un ejemplo escalofriante de la necesidad de abolir urgentemente la retrógrada ley anti-aborto en El Salvador”.

En la entrevista, Regina de Cardenal afirmó que a “estas mujeres las están usando para hacer esta campaña en contra de nuestra legislación que defiende la vida de los niños por nacer, pero también la de las madres, porque explota a la mujer, la utiliza y la daña ya sea física, emocional o psicológicamente”.

En ese sentido, la líder provida denunció que a su país llegan representantes de organizaciones abortistas como Planned Parenthood o Human Rights Watch que difunden “mentiras sobre cómo mujeres mueren en El Salvador” por no estar aprobado el aborto.

“Nosotros tenemos médicos del hospital nacional de maternidad que reciben a mujeres con embarazos de alto riesgo y se les brinda las soluciones correctas. No están muriendo las mujeres por nuestra legislación, al contrario, se protege la vida de las madres y de sus hijos”, afirmó.

De Cardenal recalcó el trabajo que realizan organizaciones como Fundación Sí a la Vida, que “va desde la educación para ayudar a la mujer a tomar decisiones correctas, hablar del aborto y sus consecuencias, ofrecer un centro de ayuda donde se han salvado más de 5.500 mujeres del aborto y sus bebés, así como un albergue y refugio para madres solteras víctimas de incesto y violación”.

“Tenemos que seguir luchando porque hay mucho dinero invertido. Hay mucha corrupción en la industria del aborto, que quiere manipular a las personas para legalizar su negocio en nuestro país”, concluyó Regina Cardenal.

Discusión sobre la despenalización del aborto en El Salvador

La Constitución vigente en El Salvador reconoce “como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”. Actualmente, el proyecto para despenalizar el aborto es discutido por la Asamblea Legislativa.

La propuesta legislativa fue presentada inicialmente en octubre de 2016 por Lorena Peña, diputada por el partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y en ese entonces presidenta de la Asamblea Legislativa de El Salvador.

Peña busca despenalizar el aborto en los casos en los que “corre riesgo la vida de la madre, es decir, cuando puede morir, así como cuando este es producto de la trata de personas, niñas violadas, y cuando es inviable la vida del feto”.

El 13 de abril de este año, el Colegio Médico de El Salvador pidió “desmontar la campaña mediática de desinformación” a favor del aborto, pues manipula “conceptos y datos” para confundir a los salvadoreños.

“Por ejemplo: Caso de las 17, en el cual que ninguno es aborto, como se intenta hacer creer o el encarcelamiento de madres con abortos espontáneos, provocando incertidumbre en las madres etc. creando además, una campaña de desprestigio internacional a El Salvador con información falsa, para generar mayor presión internacional”, expresaron en un comunicado.

También señalaron que “no existe una situación, en la práctica médica actual, donde la vida humana deba ser intencionalmente destruida por medio del aborto con el propósito de salvar la vida de la madre. Un médico deberá hacer todo lo posible para salvar la vida de ambos, jamás debe intentar la muerte directa de alguno de ellos”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario