Fútbol

Barcelona no pudo con el Celta de Vigo en Balaídos

El "Blaugrana" ganaba por los goles de Dembelé y Paulinho, pero Iago Aspas y Jonny Castro emparejaron las acciones. Messi ingresó en el segundo tiempo.

El Barcelona se presentó en Balaídos con un equipo alternativo. Sin el brillo de sus principales estrellas, el Blaugrana midió sus fuerzas ante el Celta de Vigo, un elenco que tenía como principal objetivo evitar la  derrota para alimentar sus esperanzas de clasificar a la Europa League del próximo año.

El partido en tierras gallegas fue parejo. Ambos hicieron méritos para abrir el marcador, aunque el combinado de Unzué tuvo las más claras. Un mano a mano desperdiciado porIago Aspas y un tiro cruzado del uruguayo Gómez que dejó estático a Ter Stegen, fueron los principales recursos para que el dueño de casa se ponga en ventaja. Sin embargo, una combinación entre Paco Alcácer y Dembelé le permitió al francés concretar el 1 a 0 ante los esfuerzos de Sergio Álvarez. El Culé ganaba por el peso de su camiseta.

Fue en la última escena del primer capítulo cuando el Celta consiguió llegar a la igualdad para imponer la justicia en el score. Una aventura ofensiva de Jonny Castro fue fundamental para festejar el empate. El lateral que había cortado el circuito creativo catalán, se sumó al ataque para asociarse con Iago Aspas y Maxi Gómez. El delantero charrúa cerró su interpretación con un centro y el gallego celebró su conquista antes del descanso: 1 a 1 y a los vestuarios.

En el complemento los de Valverde volvieron a golpear por la figura de la cancha. El ingreso de Lionel Messi por Philippe Coutinho le dio mayor vuelo al ataque blaugrana y las intervenciones de Paulinho conformaron un recurso notable en la visita. El brasileño fue el artífice de la recuperación y la creación para revertir la historia y marcar el 2 a 1. A pesar de las intenciones de la transmisión televisiva de otorgarle la conquista a Paco Alcácer, el grito fue del brasileño.

La correcta expulsión a Sergi Roberto debilitó al combinado catalán y la velocidad de Aspas concretó el empate. Un grosero error de Ter Stegen le dejó servido el tanto al ex Sevilla y Liverpool, aunque el mismo debió ser anulado por una mano del delantero. Como la jugada fue tan rápida, el árbitro David Fernández ignoró la infracción y la repartición de puntos fue un hecho.

El Barça sumó otro punto de cara a su coronación y el Celta continuó con la llama encendida de las esperanzas de jugar torneos continentales.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *