Ecología

Australia invertirá 313 millones de euros para salvar la Gran Barrera de Coral

El dinero se empleará, entre otros, en la recuperación de los arrecifes de coral dañados, la mejora de la calidad del agua, así como en combatir las agresivas estrellas de mar.

El ministro de Medioambiente y Energía de Australia, Josh Frydenberg, anunció el domingo 500 millones de dólares locales (313 millones de euros o 379 millones de dólares) para proteger la Gran Barrera, el mayor sistema de coral del mundo.

“El Gobierno invertirá más de 500 millones de dólares (australianos), la inversión más grande nunca hecha, para proteger los arrecifes y garantizar su viabilidad y la de unos 64.000 puestos de trabajo que dependen de la Gran Barrera”, dijo Frydenberg, según un comunicado.

Este particular ecosistema en la costa noreste del país se extiende por una superficie de hasta 2.300 kilómetros y está sufriendo grandes daños ecológicos. Las olas de calor en 2016 y en 2017 han destrozado casi un tercio de la Gran Barrera de Coral.

El mayor arrecife de coral del mundo comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera.

“Un amplio abanico de iniciativas”

Asimismo, Frydenberg señaló desde Cairns, en el estado de Queensland (noreste), que los científicos recibirán “millones de dólares” para conocer mejor los problemas de la Gran Barrera y las soluciones posibles. “Estamos hablando de un amplio abanico de iniciativas nuevas, teniendo en cuenta los mejores consejos de los expertos, trabajando de forma más estrecha con la Autoridad del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral para garantizar que el arrecife tiene las mejores oportunidades de futuro”, manifestó el ministro.

El pasado enero, el Gobierno central anunció una partida de 60 millones de dólares locales (37,5 millones de euros o 45,5 millones de dólares) para aumentar el personal y los barcos que combaten la plaga de estrellas corona de espina que se comen los corales de la Gran Barrera.

La partida ofrecía además incentivos a los agricultores para que redujesen la contaminación generada por su actividad y que termina en el área marítima donde se encuentran los arrecifes de coral.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario