Política

Angela Merkel triunfó cómodamente y la ultraderecha aseguró su lugar en el Parlamento alemán

La canciller alemana ganó, pero debe formar gobierno tras la ruptura de la Socialdemocracia. Los ultraderechistas llegaron a la Bundestag después de casi 50 años.

Angela Merkel ganó este domingo sus cuartas elecciones generales en una jornada marcada por el hundimiento socialdemócrata y la irrupción como tercera fuerza del Bundestag (Parlamento) de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Según las proyecciones de las cadenas públicas de televisión a la espera de resultados oficiales del escrutinio, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera lograron alrededor de un 33 % de los votos, ocho puntos menos que hace cuatro años, pero 12 más que el Partido Socialdemócrata (SPD).

Seguida por la Socialdemocracia (SPD) con el 20% y AfD con el 13,5%, según la consultora ARD. Mientras que ZDF reportó 33,5% para la CDU, 21% para SPD y 13% para AfD.

Ambas encuestas fueron citadas por el periódico Die Welt y, de confirmarse en el recuento de votos, marcan un desempeño mejor del esperado para AfD, que con el tercer lugar se convierte en líder de la oposición, considerando la actual coalición entre CDU y SPD.

De esta manera, la ultraderecha llega al Parlamento después de casi 50 años.

Tras conocerse los resultados, Merkel reconoció que esperaba tener un mejor desempeño, pero adelantó que trabajará para recuperar los votos perdidos. En tanto, advirtió que la llegada de la AfD “plantea un nuevo desafío”.

Alexander Gauland, líder de la lista ultraderechista, celebró el resultado obtenido, y dejó un duro mensaje contra la canciller: “Vamos a cambiar este país (…) Vamos a echar a la señora Merkel. Vamos a recuperar nuestro país”.

El cierre de urnas sucedió a las 18:00 hora local (17:00 GMT), con una participación registrada del 41,1% del padrón hasta las 14:00 hora local. El número es casi igual al 41,4% obtenido hasta ese momento en las anteriores elecciones de 2013.

En tanto en ese año la participación total llegó al 71,5% al finalizar los comicios.

Merkel votó junto a su esposo Joachim Sauer cerca de las 14:30 en la Universidad Humboldt de Berlín. Mientras que el líder de la SPD, Martin Schulz, lo hizo por la mañana en la ciudad de Würselen.

Aunque la CDU y la SPD han sido aliados en la Gran Coalición desde hace ocho años, en estas elecciones Schulz intentó destronar a la canciller con un inicio de campaña alentador, tras lo cual comenzó a ceder en las encuestas.

Si se cumplen los pronósticos y la CDU gana este año, Merkel deberá negociar si continúa la coalición con el SPD. Sin embargo, ese espacio anunció que romperá la alianza para ser oposición.

La otra opción es unirse al Partido Verde y a los Liberales (FDP) para crear una nueva alianza, la llamada “Jamaica” por los colores de las tres fuerzas, que le permita un cuarto mandato.

 

Con información de AFP y EFE

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *