Nacionales

EE.UU. beneficia a 2.000 presidiarias salvadoreñas con panadería en Cárcel de Mujeres

La embajadora de Estados Unidos en el país, Jean Manes, acompañada de autoridades de Seguridad, inauguraron el martes una panadería al interior de la Cárcel de Mujeres, para beneficiar unas 2.000 presidiarias, informó la Dirección General de Centros Penales (DGCP).

La fuente detalló que esta “panadería será un recurso muy importante” para reinsertar a las presas a la sociedad y prevenir que comentan nuevos delitos porque les permitirá “su integración laboral una vez abandonen la cárcel”.

La obra tuvo una inversión de 200.000 dólares del Gobierno estadounidense, canalizados por la Oficina de Antinarcóticos y Aplicación de la Ley de la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador.

La DGCP señaló que en la construcción participaron 33 presidiarias en actividades de “albañilería, soldadura eléctrica, fontanería, remodelación de pisos, como una medida para contrarrestar el “ocio carcelario”.

La institución utilizará las nuevas instalaciones para potenciar el programa de reinserción “Yo Cambio”, en el que participan más de 13.300 privados de libertad de 12 centros penitenciarios y que involucra programas de salud, educación, arte, deporte y religión.

Las cárceles salvadoreñas tienen capacidad para unas 10.000 personas y hasta mediados de enero pasado albergaban a 36.855 reos, es decir que tiene una sobrepoblación superior al 300 %, a lo que se suman más de 5.000 personas en los calabozos de la Policía.

A inicios del 2017, el ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde señaló que El Salvador es uno de los países con una de las mayores “tasas de prisionalización” del mundo con 550 presidiarios por cada 100.000 habitantes.

El 90,14 % de los reclusos salvadoreños son hombres y el 9,86 % mujeres, de los que el 30,6 % de los reos están por homicidio, el 16,91 % extorsión y el 10 % por robo, y más del 50 % de las condenas oscilan entre los 6 y 10 años.

 

** Discurso como fue preparado para su lectura **

 

Hace un año tuve la oportunidad de visitar esta panadería.

En aquel entonces todavía estaba en construcción y es una verdadera alegría estar aquí ahora y ver estas obras concluidas.

Reforzar la seguridad en El Salvador es un eje prioritario para el Gobierno de los Estados Unidos y el cual se debe de abordar desde diferentes puntos.

Es por eso que nuestro enfoque no solo es la prevención de la violencia sino que también la reinserción de personas privadas de libertad.

Los programas de reinserción son fundamentales para romper con el ciclo de violencia y esta panadería es parte de ese esfuerzo de rehabilitación.

Las 58 mujeres que forman parte del programa rehabilitación y reinserción llamado “Yo Cambio” podrán aprender habilidades que les ayudarán con el proceso de reintroducirse a la sociedad salvadoreña.

Este proyecto fue beneficiado a través de nuestra Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL), con equipo y materiales valorados en 200 mil dólares.

A veces, nosotros como funcionarios de gobierno nos enfocamos mucho en los números. Pero esta panadería que ven aquí es mucho más que eso. Es el esfuerzo de 58 mujeres por retomar sus vidas. Es la decisión de 58 mujeres de cambiar su futuro.

Las segundas oportunidades están disponibles para todos, pero es una decisión que cada uno debe de tomar.

A las mujeres que son parte de “Yo Cambio” les quiero decir:

Desde que pusieron la primera piedra de esta panadería, ustedes empezaron a construir su futuro.

Tendrán momentos difíciles por delante. Pero cuando tengan esos momentos de duda recuerden que esto lo construyeron con sus propias manos.

Y que con dedicación y perseverancia, no hay ningún reto que no puedan superar.

Estos 200 mil dólares no son una donación, son una inversión porque creemos en los salvadoreños y El Salvador necesita más inversionistas.

Porque cada persona que esté dispuesta a aprender de los errores del pasado y de trabajar duro para no volverlos a repetir, se merece una segunda oportunidad.

Sigamos invirtiendo juntos en El Salvador, para construir un mejor mañana para todos.

Muchísimas gracias.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *