Nacionales

Van 20 detenidos por red de corrupción liderada por Sinibaldi

La detención del expresidente de la Cámara Guatemalteca de la Construcción José Luis Agüero Urruela elevó hoy a 20 el número de detenidos acusados de estar involucrados en una red que supuestamente pagó más de 13 millones de dólares en sobornos en Guatemala y que estaba liderada por el exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi.

El Ministerio Público (MP-Fiscalía) confirmó a través de sus redes sociales la detención de Agüero, acusado de cohecho activo y supuestamente implicado en la trama conocida como “Construcción y corrupción, los negocios del Ministerio de Comunicaciones”.

Las autoridades desmantelaron la red de corrupción dirigida por el exministro de Comunicaciones de Guatemala Alejandro Sinibaldi (2012-2014) que operaba en la construcción de obras e infraestructura y que cobró sobornos por más de 13 millones de dólares a través de 3 empresas fantasmas a 8 conglomerados empresariales, de acuerdo con la investigación.

Agüero, presidente de la cámara de la construcción hasta 2014, supuestamente firmó cuatro cheques de la empresa Asfaltos de Guatemala por valor de 8,1 millón de quetzales (1,1 millones de dólares) entre 2012 y 2015 a las entidades de cartón Constructora Benelli, S.A. y Constructora y Agropecuaria Agua Azul, S.A..

Desde el pasado 14 de julio las autoridades han arrestado ya a 20 personas vinculadas con el caso, citaron 5 a declarar y otras 12 están en busca y captura, entre ellas el propio Sinibaldi, varios de sus familiares y amigos, así como empresarios y funcionarios de la cartera.

El exministro está acusado de asociación ilícita, lavado de dinero u otros activos, financiamiento electoral ilícito y cohecho pasivo, delitos que comparten otros de los acusados.

Sinibaldi, que renunció en septiembre de 2014 al Ministerio de Comunicaciones para buscar la Presidencia del país, está prófugo desde el año pasado por otro caso en el que supuestamente sufragó lujosos regalos a través de comisiones ilegales al expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos ahora en prisión preventiva investigados por varios casos de corrupción.

Los más de 13 millones de dólares fueron lavados en Nicaragua a través de otra red de empresas de cartón con nombres similares a las de Guatemala, que trabajaba con un esquema de préstamos a las compañías guatemaltecas para que esos fondos obtenidos en formas ilícitas aparecieran como fruto de actividades lícitas.

La investigación evidencia que Sinibaldi daba órdenes para mantener este entramado en el que ocho conglomerados empresariales pagaban los sobornos a sus tres firmas fantasmas, que facturaban servicios no prestados.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario